Skip to main content

Monte la Reina es el punto de partida perfecto para visitar algunos de los pueblos más bonitos de la zona. De hecho, a tan solo 10 minutos se encuentra el pueblo de Toro, conocido por su patrimonio histórico y su magnífica gastronomía.

San Lorenzo el Real, el alcázar, la Colegiata de Santa María la Mayor o el Santo Sepulcro son algunos de los lugares más emblemáticos de Toro que todo viajero debe visitar. Otros de los monumentos a destacar de este pueblo es su plaza de Toros, el Paseo del Espolón y la Torre del Reloj, seña de identidad de la zona.

Un día visitando Toro tiene que estar maridado con su gastronomía, poder probar su rico queso elaborado de forma artesanal desde hace siglos, su exquisito embutido y por supuesto, su gran especialidad, el vino tinto de Toro, elaborado con su uva autóctona, la Tinta de Toro.

Visitar sus emblemáticas bodegas es uno de los planes más demandados en Toro, sumergirse en la tradición y elaboración de estos maravillosos vinos hace que todo el que vive la experiencia quede enamorado de la Denominación de Origen.

 

 

Entre los platos más tradicionales de la zona podemos encontrar las sopas de ajo, el rabo de toro estofado al vino tinto o el bacalao a la traca. Esta rica gastronomía se puede disfrutar en sitios como La Esquina de Colás, Restaurante Doña Negra o Bar Castilla entre muchos otros.

¡Visita Toro y disfruta de todo lo que puede ofrecerte!

Deja una respuesta